976 10 64 51

L-V: 8:30 a 21:00

Habla con nuestros orientadores

Cómo detener el acoso escolar antes de que comience: estrategias preventivas

El acoso escolar, también conocido como bullying, es una forma de violencia física o psicológica que se produce de manera repetida y a lo largo del tiempo, en el que una o varias personas ejercen su poder sobre otra u otras con el fin de causarles daño, dolor o sufrimiento. Pero, ¿Cómo detener el acoso escolar? Este tipo de conductas pueden incluir insultos, amenazas, agresiones físicas, marginación social, exclusión y otras formas de violencia.

En este artículo vamos a ver los tipos de acoso escolar, indicadores de acoso y algunas estrategias para saber cómo detener el acoso escolar.

Tipos de acoso escolar

Existen diferentes tipos de acoso escolar, que pueden clasificarse según las características de las conductas de violencia que se llevan a cabo. A continuación, os vamos a enseñar cuatro tipos de acoso escolar:

Acoso físico

Este tipo de acoso corresponde a cualquier tipo de contacto que exista entre agresor y víctima sin el consentimiento de esta última, incluyendo golpes, empujones y patadas. Puede ir desde un simple empujón o zancadilla hasta golpes fuertes o palizas.

Acoso emocional

El acoso escolar emocional o psicológico es el más difícil de detectar, ya que suele hacerse a espaldas de la víctima, con el objetivo de desestabilizar a esa persona evitando que se integre con el resto de personas.

Acoso verbal

Es el tipo de acoso escolar más frecuente hoy en día. Consiste en ridiculizar a una persona generalmente basándose en sus características físicas, para hacerle sentir que no pertenece a ese grupo y dejarle fuera de él. Pueden ser insultos, burlas, apodos ofensivos o difamación.

Acoso vía Internet

Este tipo de acoso también se conoce como ciberbullying, y consiste en intimidar a una persona a través de Internet empleando herramientas como Instagram, WhatsApp o correo electrónico entre otros, para recordarle constantemente el acoso ya no solo en el colegio sino también fuera de él.

Es importante tener en cuenta que también se dan casos en lo que estos tipos de acoso de combinan y pueden manifestarse de muchas formas diferentes. Lo importante, es que todos los docentes sepan cómo detener el acoso escolar en caso de que se produzca.


Indicadores de acoso escolar

Siempre hay que estar atentos a los indicadores para saber cómo detener el acoso escolar lo antes posible. Algunos de los indicadores más comunes son:

Cambios en el comportamiento

La víctima puede presentar cambios notorios en su comportamiento, como por ejemplo aislamiento, tristeza, ansiedad, miedo o falta de interés en actividades que antes disfrutaba. Todos estos cambios pueden indicarnos que esa persona está sufriendo algún tipo de acoso escolar y contra antes lo detectemos, antes podremos ponerle solución al problema.

Alteraciones físicas

El acoso escolar también puede manifestarse a través de alteraciones físicas, como lesiones, rasguños, moretones, golpes o cortes entre otros.

Pérdida de objetos personales

Es bastante común que la víctima de acoso escolar pierda o le roben objetos personales, como por ejemplo libros, dinero o ropa.

Comportamiento agresivo

En algunos casos la víctima de acoso suele responder con más agresividad y violencia para poder defenderse de sus agresores.

Cambios en las relaciones sociales

El acoso escolar también puede afectar a las relaciones sociales de la víctima, que puede alejarse de sus amigos y compañeros de clase o ser marginado por el grupo.

Es crucial que los adultos, padres, docentes o cuidadores estén alerta a estos indicadores y tomen medidas para prevenir y detener el acoso escolar.


Cómo detener el acoso escolar

Existen muchas estrategias a seguir para saber cómo detener el acoso escolar. Vamos a repasar algunas de ellas.

Promover un ambiente escolar seguro y respetuoso

Es importante que los centros educativos fomenten valores como el respeto, la tolerancia, la empatía y la solidaridad, y que se establezcan normas claras para prevenir y combatir el acoso escolar.

Trabajar en equipo con los padres y la comunidad educativa

Es importante involucrar a los padres y a la comunidad educativa en la prevención del acoso escolar, ya que todos juntos pueden trabajar para crear un ambiente escolar más seguro y respetuoso.

Promover el diálogo y la comunicación abierta

Hay que fomentar la comunicación abierta entre los estudiantes, docentes y padres para ayudar a detectar situaciones de acoso escolar y prevenirlas.

Sensibilizar a los estudiantes

Es fundamental que los estudiantes comprendan el impacto que tiene el acoso escolar en las personas y en la comunidad educativa, y que sepan cómo detener el acoso escolar si ven que se están produciendo estas situaciones.

Implementar programas de intervención temprana

Es importante contar con programas de intervención temprana para detectar y actuar a tiempo ante situaciones de acoso escolar y prevenir que la violencia se prolongue y empeore.

Promover el liderazgo positivo

El fomentar el liderazgo positivo entre los estudiantes puede ayudar a prevenir el acoso escolar, puesto que se promueve el respeto y la tolerancia hacia los demás.

Formar a los docentes y a otros adultos

Es crucial que los docentes y otros adultos que trabajen en el centro educativo estén capacitados para poder detectar y prevenir alguna situación de acoso escolar, sabiendo cómo intervenir si hay conductas violentas.

Estas solo son algunas de las estrategias que se pueden implementar para prevenir el acoso escolar. Es importante recordar que la prevención del acoso escolar es responsabilidad de toda la comunidad educativa y que se debe trabajar en grupo para crear un ambiente escolar seguro y respetuoso para todos los estudiantes.

Si te interesa este tema sobre cómo detener el acoso escolar y quieres formarte para dedicarte a ello, tenemos un curso integración social que se adapta a lo que buscas.

Estos artículos creemos que te pueden interesar



Información del grado

Te enviaremos el PDF al correo que facilites


    This will close in 0 seconds